¿A partir de cuándo somos runners?

¿En qué momento puedes decir que eres un runner?

77

Comienzo esta sección del blog en la que iré aportando mi visión más personal al tema del running, alguna experiencia, carrerita o simplemente mis reflexiones, y lo hago con una de esas cosas que le ronda a todo el mundo que quiere correr, y es en qué momento te puedes considerar un runner.

Llega un día, cualquiera, en que harto del trabajo o de los estudios, o simplemente ocioso, piensas que es momento de hacer algo distinto, muchas veces la motivación principal es darse cuenta de que estás muy faltado de forma física, también debo decirlo.

Ese día seguramente te habrás ido al Decathlon a comprarte un par de zapatillas de running, un kit completo basado en una camiseta, unos pantalones cortos y unos calcetines Kalenji…

Ese paso previo antes de salir a correr es solamente un principio, el día D es cuando te pones esa indumentaria y sales a la calle, ahí aparece un cierto vértigo, lo reconozco, después de más de 10 años corriendo, todavía me da vergüenza salir a la calle con un pantalón corto.

En ese momento lo más normal es que comiences a caminar, buscas un sitio donde poder hacer algunos estiramientos, y probar entonces a correr, pero claro, con esa falta de ejercicio, lo más normal es que no puedas seguir más allá de 5 minutos.

Para mí en ese instante has entrado ya en el club de los runners, pero claro está que si vas a dejar de probar a correr, entonces no habrá servido de nada.

Para otros un runner es aquel que corre con frecuencia y de vez en cuando hace alguna carrera, el tema de las competiciones es bastante relativo, conozco atletas que salen a correr, pero que no quieren competir, seguramente hacen más km. incluso que alguien que entrena con el objetivo de acabar o mejorar una marca personal.

El que necesita trotar media hora antes de ir a trabajar (o después) simplemente porque eso le sienta bien, ese también es un runner.

El que gana carreras, pero también el que acaba el último, el que entrena fuerte y a un ritmo tremendo, pero por supuesto también el que ves que se arrastra en cada paso.

Todos y cada uno de ellos (de nosotros) ya nos podemos considerar runners.

You might also like More from author

Leave A Reply

Your email address will not be published.

"Esta web utiliza cookies analíticas y de publicidad si usted acepta expresamente la instalación en su navegador o sigue navegando por el sitio web entendemos que da su consentimiento. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies