Volver a comenzar a correr

124

Volvemos de nuevo a publicar después de un tiempo en el que un servidor ha tenido algún que otro contratiempo atlético en forma de lesión, que me ha hecho parar e incluso pasar por el quirófano, ahora por suerte todo pasó y aunque cueste admitirlo todo ha sido como volver a empezar de cero, pero con toda esa experiencia a mis espaldas en forma de entrenamiento y carreras, que me va sirviendo para verme como un novato experto.

Es ese volver a comenzar a correr tras un parón, tras una lesión importante, es algo que a menudo cuesta, en principio porque el hábito se puede haber perdido, y en segundo lugar porque seguramente tras ese tiempo no eres el mismo, aunque esto no es malo del todo, se trata de tener algo de paciencia y tomárselo con calma.

Si es por motivo de lesión, habrá que comenzar con algo suave, el durante el periodo que sea necesario, no nos precipitemos a la hora de correr o de intentar hacerlo como antes, seguro que es cuestión de menos de lo que pensamos, también otra de las actividades que me han ayudado muchísimo para volver a “pensar en correr” es comenzar la actividad con otros tipos de ejercicios, me refiero al gimnasio, fundamental para controlar algunos movimientos, la musculación es un punto que todos los runners deberíamos cuidar, es importante tener unos buenos cuádriceps, para que nuestra rodilla esté convenientemente protegida.

Pero también algunos aparatos como es la bicicleta estática o sobre todo la elíptica, son los que nos ayudarán a mantenernos en forma hasta que realmente podamos pisar el asfalto… ese asfalto es duro para una articulación debilitada…

Precisamente por ello lo ideal es comenzar con otro tipo de terrenos, si vamos al gimnasio comenzar con la cinta es una buena elección, si queremos probar a trotar en el aire libre, entonces busquemos terrenos que sean más agradecidos y menos agresivos, lo ideal es una pista de atletismo con una amortiguación suave, pero en caso de que no pueda ser, puede servirnos un parque o el césped.

Pero lo fundamental es que al volver a iniciar la actividad cambiemos el “chip”, no pienses en correr la misma cantidad y con la misma intensidad que antes, así de golpe sin hacer nada más, es mejor que intercales la carrera con horas y horas de paseo, caminando, y entonces y probando de trotar algunos minutos para ver que tal van las sensaciones, a medida que recuperes el hábito del running nos podemos plantear otras cosas, piensa que correr es una cuestión de constancia, así que en este sentido los runners tenemos mucho ganado.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

"Esta web utiliza cookies analíticas y de publicidad si usted acepta expresamente la instalación en su navegador o sigue navegando por el sitio web entendemos que da su consentimiento. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies