El viento ese gran aliado en los entrenos, rival en las carreras

95

Entrenar con viento es bueno, si quieres mejorar tu resistencia, luchar contra ese factor te hace más fuerte, o al menos eso es lo que parece, y te obliga a tener que trabajar la respiración, normalmente un día con aire suele ser bastante molesto, y hay que hacer un extra para concluir haciendo la misma distancia que teníamos previsto hacer.

De todas formas, un día con viento, como el que tenemos hoy, por lo menos en mi localidad, debe ser combatido con la ropa adecuada, para eso están los cortavientos, pero tampoco perdamos de vista unas gafas, porque lo más probable es que acabemos con arenilla en los ojos, lo que también es una de esas cosas que te toca la moral y bastante.

Sin embargo, mientras para un entreno puede irnos incluso bien, tampoco hay que olvidar que en el momento en el que estemos ya cansados, acabamos y nos vamos para casa, en una carrera puede ser de lo peor que te puede ocurrir, siempre que sea en contra, claro está.

No solamente porque supone una resistencia imprevista contra la que hay que luchar, con lo que nos va a costar más hacer el mismo tiempo, y normalmente lo que consigue es que empeoremos nuestros números, pero no es lo peor que nos puede pasar, ya que la presencia de viento multiplica las posibilidades de sufrir un molesto flato, sobre todo si no sabemos respirar como es debido al no estar acostumbrados, y lo que es peor, si sudamos, ese aire, y más aún si es fresco, es un potenciador de resfriados.

Por cierto, para los amantes del running con música, si habéis corrido con viento habréis comprobado como vuestros auriculares, a menos que sean de una gama altísima o de un tamaño xxl, normalmente no se escuchan con la misma nitidez con la que lo hacen cuando todo está en calma.

De todas formas, y por suerte, no suele ser lo habitual en una competición, pero en caso de encontrarnos, lo ideal es que ya hubiéramos preparado ese inconveniente, de esta forma estaremos concienciados y motivados para superarlo, y en caso contrario, siempre nos queda rezar para que pare de hacer ese aire tan molesto, de todas formas para evitar problemas mayores podemos recurrir a medidas como la vaselina en los pezones, para evitar irritaciones, o tomar una cucharadita de aceite antes de correr, que dicen que va bien para el flato, aunque sea un remedio muy casero, lo he probado y funciona.

You might also like More from author

Leave A Reply

Your email address will not be published.

"Esta web utiliza cookies analíticas y de publicidad si usted acepta expresamente la instalación en su navegador o sigue navegando por el sitio web entendemos que da su consentimiento. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies