Motivación para salir a entrenar

99

Suele ocurrir, ayer acabaste de trabajar tarde, y te planteas madrugar para correr 5, 10 km. o lo que salga, pero acabas enredado entre las sábanas y no hay manera de salir, no estás motivado. Tranquilo, hay solución para eso.

Son las 6 de la mañana y hace un frío aterrador en la calle, la manta cubre tu cuerpo, y el despertador acaba de sonar, pero nada de nada, tu quieres salir, pero tu cuerpo te dice que estás loco.

¿Qué hacer para encontrar esa motivación para salir a entrenar?
Sobre todo cuando las condiciones climatológicas no son demasiado favorables y nos encontramos tan agusto y protegidos en casa…
Hay unas pautas que pueden servir:

1.- Por lo menos despiértate y sal a la calle

Te puede dar pereza salir a correr, es una sensación que se te pasa por la cabeza y piensas que correr no es lo que te apetece hacer, luego sin embargo, cuando lo haces te sientes muy bien.
Así que no pienses en que vas a ir a correr, simplemente te levantas, te vistes, y sales a la calle, ahí ya se verá, pero lo más difícil ya está hecho.
La idea es ser rutinario y acabar corriendo como cualquier actividad más.

2.- Prepara la ropa y déjala a mano

Es mejor que el día antes prepares la ropa para ir a correr y la dejes al alcance, así también favorecerás despertarte y cambiarte de forma mecánica, aunque tus ojos estén aún cerrados, eso sí no te pongas la camiseta al revés!

3.- Búscate objetivos

Piensa en esa próxima carrera que quieres acabar, o donde quieres rebajar tu marca, y piensa que para conseguirlo debes salir a correr, entrenar, y que esa es la única forma de conseguirlo, entrenando.

4.- Pon de despertador música motivadora

Bueno, la opción de ponerte como despertador en tu móvil el eye of the tiger o el Born to Run puede motivarte, o puede que acabe el móvil en el suelo, pero sea como sea, ¿por qué no probar?

5.- Ponte Multas o castigos

Tampoco es cuestión de que te des unos azotes cada vez que no seas capaz de salir a correr por pereza, pero quizás poner una hucha en la que tirar dinero cada vez que no sales y tendrías que haber salido, o tener que hacer alguna tarea en casa (cuando no te tocaba) te ayudará a pensártelo dos veces antes de quedarte en la cama.

6.- Ponte premios, haz una apuesta

El caso contrario de castigarse, es el de darse un premio, un pequeño homenaje en caso de conseguir sair a correr, la idea puede ser si salgo a correr todos los días de la semana, o x días, entonces me compro esto.
Otra posibilidad mejor sería apostarse algo con tu pareja, o un amigo, ¿qué te apuestas a que soy capaz de…?

7.-Planifica pero hazlo fácil

Piensa qué harás y como, qué tipo de entrenamiento llevarás a cabo, y en que lugar, en que ritmo, pero tampoco hay que pasarse, hay corredores que se agobian con tanta planificación.

8.-Sueña con el running

Tampoco hay que ser obsesivo, pero mientras duermes, si piensas que estás corriendo y que eres feliz así, puede que te despiertes con las pilas cargadas y con ganas de running.

9.- Sé realista

Si piensas madrugar para correr, tampoco debes irte a dormir muy tarde la noche anterior, piensa que un buen descanso es esencial, ya no sólo para rendir como corredor, también por un tema de salud, por ello es mejor plantearse las cosas de forma realista.

Conclusión

No siempre es fácil estar motivado para salir a correr pero eso es algo que se puede trabajar, aunque nunca debería convertirse en una obsesión, sobre todo si es un hobby o afición, en ningún caso deberías ser una obligación para un corredor popular.
Y oye si se está bien por la mañana en la cama, pues busca otras horas para practicar tu deporte favorito!

You might also like More from author

Leave A Reply

Your email address will not be published.

"Esta web utiliza cookies analíticas y de publicidad si usted acepta expresamente la instalación en su navegador o sigue navegando por el sitio web entendemos que da su consentimiento. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies