Año nuevo… zapatillas nuevas!

104

Ya se acaba el 2013 y si todo ha ido bien hemos disfrutado de la temporada atlética.
Pero con la llegada de estas fechas, seguramente, la carta a los reyes magos de los corredores de fondo, estarán llenas de zapatillas. Tal vez sea este un buen momento de tener un nuevo par, y retirar las viejas zapas a las que hemos dado mucho trote.
Y sí, la verdad es que los runners somos animales de costumbres, y en cuanto somos capaces de detectar nuestro modelo de zapatilla favorito, no queremos soltarlo para abosultamente nada, vaya que querremos el mismo modelo (la nueva versión), pero sin cambiar nunca de marca, ni hacer experimentos extraños que nos puedan perjudicar, sobre todo por los miedos a sufrir una lesión, o aunque sólo sea porque creamos que no vamos a rendir igual si cambiamos.

Qué hacer si unas zapatillas no tienen continuidad o ya no se producen

El problema es que estemos utilizando un modelo de zapatillas, que por una razón u otra, acaben retirándose del mercado, entonces es un problema realmente grave y un quebradero de cabeza, porque al buscar otro modelo similar, siempre acabaremos comparando.
Aunque no es habitual, por suerte hay modelos que están establecidos de forma sólida. Sí es verdad que en alguna ocasión ha ocurrido.
Es el ejemplo de las New Balance 771, un modelo que la marca británica deicidió no producir más, dejando huérfanos a una cantidad indeterminada de runners, que ya estábamos acotumbrados a ella.

Regalos de Navidad
¿Habrá un par de zapatillas dentro?

Y habrá quien afirmará que a un corredor le va a servir cualquier marca y modelo de zapatillas y que elegir de forma tan minuciosa es una tontería digna del más freaky de los runners.
Pues absolutamente NO.
No sirve el mismo modelo de zapatillas, depende de nuestra pisada, de si nos hacen o no ampollas, de las sensaciones al correr, hasta de lo identificados que nos sentimos con la publicidad que hacen, o con el mensaje que cuentan, casi de todo, menos el diseño o los colores, que a veces pecan de hortera, dependiendo de la versión de turno.
También es bastante normal probar una marca, porque nos gusta, pero que el modelo de zapatillas no nos sirva, porque acabamos lesionados cada dos por tres o con molestias, o simplemente porque tenemos la sensación de ir con unas barcas…
Bueno, a lo que iba, si nos encontramos que nuestro modelo preferido a dejado de fabricarse, lo primero que tenemos que hacer es pensar que es posible que todavía encontremos el mismo modelo en tiendas, y que tal vez y sólo tal vez, estén incluso rebajadas, con lo que podríamos continuar utilizando nuestro par favorito, durante algún tiempo más.
Y si no encontramos ese modelo ni en las tiendas outlet, ni por Internet, entonces siempre podemos localizar la marca, y eviarles un e-mail, o incluso un Tweet, en el que preguntemos si podríamos conseguir todavía algún par.
Seguro que nos responderá amable el Community Manager la empresa, y si tenemos suerte, quizás podamos adquirir algún par más.

You might also like More from author

Leave A Reply

Your email address will not be published.

"Esta web utiliza cookies analíticas y de publicidad si usted acepta expresamente la instalación en su navegador o sigue navegando por el sitio web entendemos que da su consentimiento. Puede obtener más información en nuestra Política de cookies